Zara participó del acto por el Centenario de la Escuela Primaria N°11 "Hipólito Yrigoyen"

El Intendente Municipal, José Luis Zara, participó este martes de la ceremonia en conmemoración del centenario de la Escuela Primaria N°11 “Hipólito Yrigoyen”, de Carmen de Patagones.

Estuvo acompañado por el Jefe de Gabinete, Fabio Bettinelli, el Presidente del Consejo Escolar, Paulo Bykaluk, y funcionarios del Gabinete Municipal.

Asimismo, se hicieron presentes concejales, docentes y ex docentes, directivos y ex directivos, vecinos, representantes de distintas instituciones, inspectores de las diferentes ramas educativas, integrantes de la Asociación Cooperadora, alumnos y ex alumnos.

Luego de la apertura formal de la ceremonia, con el ingreso de las banderas de las distintas instituciones educativas, el izado del pabellón nacional y el Himno, se dio lugar a las palabras de las autoridades educativas y a quienes hicieron su paso por la institución.

En primer lugar, se expresó la ex directora, Silvia Giorgi: “Seguramente el centenario de una escuela tiene significados diferentes para muchos de los que estamos aquí; para algunos es motivo de nostalgia, recuerdos y reencuentros. Para otros estos cien años plantean la posibilidad de recuperar el sentido de pertenencia, de volver a la institución de la que se despidieron hace mucho y hoy sienten deseos de retornar. Otros no se fueron nunca, solo lo hicieron por un corto periodo para formarse y volver como educadores. Otros transitan espacios diferentes, pisan la misma pisada de la niñez con los pies de sus hijos y nietos. Finalmente para varios implicará un empezar, un querer, un comenzar a ser parte”.

“La conmemoración de este centenario da testimonio de cuanto han realizado los docentes que han dejado aquí su impronta y su huella”, señaló Giorgi y expresó sus respetos a las autoridades, directivos, alumnos, asociación cooperadora, familias, padrinos y entidades particulares “que han sido parte de esta escuela, de estos cien años que comenzaron allá por un 9 de agosto de 1922”.

Luego, la Inspectora Estela Sosa dio lectura a las palabras expresadas por la Jefa Distrital de Educación, Claudia Azpiroz, que por razones particulares no pudo estar presente en la ceremonia: “El centenario de la Escuela tiene significados diferentes para muchos de los que estamos aquí. Es un momento de festejo de 100 años de educación pública. Se trata de celebrar un pasado y un presente que nos llena de orgullo, nos impulsa a continuar trabajando, a seguir construyendo donde no solo es importante a donde se quiere llegar, sino el camino mismo, donde se deben aprender valores y actitudes democráticas, teniendo presente la diversidad y el respeto por el otro”.

“Festejar significa hacer memoria, recuperar lo transitado, significa explicar, diagnosticar el presente para lanzarnos con más fuerza hacia el futuro. También significa agradecer y recordar a todas las personas que hicieron posible la creación y consolidación de esta escuela primaria. Este logro, 100 años, es una conjunción de esfuerzos, de trabajo de todos los miembros de la comunidad educativa de ayer y de hoy. Este festejo nos impulsa a continuar trabajando en equipo para la formación de ciudadanos participativos y solidarios en la construcción de aprendizajes significativos para la sociedad de hoy. Muy feliz cumpleaños para la comunidad de la Escuela Primaria N°11”, concluyó la carta enviada por Azpiroz.

A continuación, hizo lo propio el Intendente, José Luis Zara, quien expresó: “Es una alegría muy grande compartir con ustedes y ser parte de estos 100 años. Escuchaba a quienes me precedieron y la verdad que son cien años de historia, de crecimiento, de trayectoria, de formación de nuestros jóvenes, muchos de los que hoy trabajan en el Partido de Patagones y se han formado en esta institución”.

“Toda institución tiene que tener el acompañamiento del Estado Municipal y así lo hemos hecho en estos 7 años, porque esta escuela también albergó al Centro Educativo Complementario N°2, al Jardín de Infantes N°910, que hoy tienen su edificio propio”, señaló el jefe comunal.

“En este establecimiento también, hemos hecho el pavimento, veredas, eso significa el compromiso que tenemos con la educación a lo largo y a lo ancho del Partido de Patagones, porque los establecimientos educativos, para mi gestión, tienen que tener el nivel de infraestructura que se merecen, que los chicos estén en lugares cómodos; los docentes, los auxiliares. Felicito el trabajo que han hecho, los ex directivos, los auxiliares, los docentes, los actuales y los anteriores, todo lo que hicieron por educar y formar a nuestros jóvenes, felices 100 años”, expresó el mandatario.

Por su parte, la Directora de la Escuela, Silvana Bratulich, hizo un amplio repaso por la historia de la institución, resaltando especialmente a los primeros directivos y docentes.

“Los cien años plantean la posibilidad de recuperar el sentido de pertenencia, de mirar el pasado y celebrar a los fundadores de su construcción y la importancia que la escuela ha prestado a la comunidad y a la ciudad, pero a la vez festejar nuestro presente y mirar al futuro que nos conducirá hacia el camino de nuestros logros y deseos”, expresó.

Además, añadió que “la historia se inicia el 1 de agosto de 1922, la escuela comenzó a funcionar con 20 alumnos en una habitación de la chacra de la sección quintas, propiedad del señor Enrique Mosquera, su primera directora y maestra fue la señora Justa Capdevilla de Pizarro. El 2 de mayo de 1924, la escuela quedó a cargo de la señorita Celia Villalba. Más tarde, el pequeño establecimiento cambió de lugar; la chacra del señor José Sanguineti. Posteriormente ocupó la dirección el reconocido maestro, Francisco Suárez González, quien se trasladó a la escuela construida especialmente por él en Villa Morando, calle Juan de la Piedra. El alumnado ya iba en aumento, por lo que se designó una maestra para secundar en las tareas del director. Quiero detenerme y hacer un homenaje al maestro Francisco Suárez González, quien en febrero de 1911 embarcó desde España hacia la Argentina. En 1915 revalidó su título ante el Consejo Nacional de Educación y fue en 1926 cuando se lo nombra director de la Escuela Primaria Nº11 de Carmen de Patagones”.

“La ilustre profesora, doña Emma Nozzi, un 11 de septiembre publicó un amplio escrito extractado por el periódico La Calle, en el cual enaltece la profunda vocación docente del maestro Suárez González en el que dice: “Era una escuela rancho, con alumnos de escasos recursos, todos hijos de jornaleros. La carencia de recursos era bien visible. Suarez González compraba el material con sus propios recursos y los distribuía generosamente; calzados, útiles escolares, guardapolvos y sostenía el comedor escolar. Si había un niño enfermo era el quien le compraba los medicamentos. Al llegar el fin del ciclo lectivo los alumnos eran despedidos con asados y paquetes de caramelos. No había ex alumnos que no lo haya recordado con profunda veneración. Su tarea educativa y conducta trascendió. Se jubiló en 1943 y murió el 28 de julio del año siguiente. El Honorable Concejo Deliberante abrió sus puertas para velar sus restos. Carmen de Patagones había perdido a un ser sensible, lo era todo; director, maestro, compañero de sus alumnos. Todos sus desvelos durante 17 años fueron para su escuela y sus niños. Sus alumnos lo querían como a un padre. El diario La Nueva Provincia también se hizo eco de la despedida de Francisco Suarez González. En 1979 se da el nombre de Maestro Francisco González a una de las calles del casco urbano de esta ciudad, se considera la figura más importante en estos 100 años de historia. Se lo reconoció como maestro, padre y amigo, porque la escuela fue un lugar de amparo y apoyo para la niñez, a la par que impartía enseñanza prodigaba”, prosiguió.

Asimismo, contó que “más tarde, el señor Raúl Pozzo Ardizzi fue designado para continuar al frente de la escuela que entonces fue apadrinada, imponiéndole el nombre Hipólito Irigoyen. En 1951 se cambió por cuarta y última vez al lugar que ocupa actualmente. En ese año la escuela contaba con 380 alumnos, por lo cual se fue ampliando gradualmente”.

“Estos 100 años fueron atravesados por innumerables dificultades, la escuela no quedó ajena frente a los cambios históricos. Frente a todas las adversidades, continuó recreando una institución con una clara visión de su importancia para la sociedad con el compromiso y responsabilidad de siempre. Es oportuno agradecer a las personas que hicieron posible la consolidación de esta escuela. Aquellas que dejaron huellas en la vida de cada niño y niña. Hoy la Escuela Primaria Nº11 continua creciendo, fortalecidos desde las experiencias y realizaciones personales colectivas”, afirmó Bratulich.

Sobre el final de su mensaje, agradeció a todo el personal que se desempeña y desempeñó en la institución, a las familias; por el acompañamiento y confianza, a la Prefectura Naval Argentina, que apadrina a la escuela, al Club de Leones, la Cooperadora, y a todos los que participaron de la ceremonia.

“El presente nos invita a mirar al pasado para continuar sosteniendo la educación pública con gran vocación, asumiendo con firme convicción que la educación es el camino, el puente entre este hoy y ese mañana que queremos, con mucho orgullo podemos decir que la Escuela Nº11 “Hipólito Irigoyen”, de Carmen de Patagones, hoy es una escuela que se elige”, concluyó la directora.

La celebración estuvo acompañada por un gran marco de público donde se unieron varias generaciones que se formaron en la histórica escuela maragata.

El cierre estuvo a cargo de la Escuela de Danzas “La Esperanza”.

Comentarios
También le puede interesar