(AUDIO) ¿Por qué nos llamamos maragatos? La historia contada por la doctora María Laura Casanova

María Laura Casanueva, doctora en Arqueología y profesora en Ciencias Antropológicas, dialogó con FM DE LA COSTA y dio detalles de cómo escribió su libro ‘Maragatos a través de los mares’, presentado en septiembre del 2017.

Casanueva habló de cómo decidió iniciar el proyecto que la incitó a terminar escribiendo su obra, qué fue lo que encontró en su recorrido por Patagones y los motivos por los cuales nos llamamos maragatos.

El libro, que se editó con el apoyo de la Junta de Castilla y León, comparte de manera amena los resultados de una investigación antropológica y arqueológica muy profunda y precisa sobre las formas de vida de leoneses y castellanos, en particular maragatos, que muy lejos de su terruño lograron convivir con una realidad americana desconocida de fuerte interrelación con las poblaciones indígenas en la frontera más austral del Imperio Español en el “Nuevo Mundo”.

Ante el medio radial, Casanueva recordó que "en el año 2005, conformamos un grupo de arqueólogos, como parte de un proyecto que tuvo aval de la Municipalidad de Patagones y de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Hicimos un estudio de distintos lugares interesantes a nivel histórico y arqueológico".

"Me fui centrando en el primer poblamiento, en el momento fundacional en Carmen de Patagones, y la vida en las cuevas maragatas. Esto después me llevó a España a profundizar quiénes eran los maragatos y por qué a esas cuevas se las conoce por ese nombre", continuó.

Señaló que "lo que planteé, con la colaboración de Andrea Murgo, fue un estudio arqueológico, histórico y antropológico sobre ese primer poblamiento en las cuevas. Realizamos una prospección arqueológica".

Relató que "en las cuevas de Patagones, que comenzaron a labrarse desde el momento mismo de la fundación (1779), con las que todavía están en pie y siguen en uso, que fueron cuevas hogar para cobijar a la familia, pero cuando tuvieron la posibilidad de levantar su vivienda de material, fueron ocupadas para otras personas, pero también para cobijar animales pequeños, guardado de distintos objetos".

Dijo que visitaron "las cuevas de Laguna Grande y Casco Histórico. Allí, sigue accediendo gente todo el tiempo. La remoción de los objetos sabemos que podía ser muy importante, pensamos que no íbamos a encontrar gran cantidad, pero así y todo hemos encontrado fragmentos: botellas de alcohol que se consumieron desde finales del siglo XVIII y durante el siglo XIX y XX, pequeños fragmentos de losa de vajilla inglesa, restos de vasos y frascos... Cosas que nos cuentan la vida de quienes vivieron en las cuevas. Allí, habremos hecho tres o cuatro campañas (visitas), con un relevamiento arquitectónico. Las cuevas en sí brindan muchísima información, más allá de que son el testimonio (junto con la torre) más antiguo del primer poblamiento de Carmen de Patagones".

Respecto al nombre de los maragatos, indicó que "son oriundos de Maragatería, que es una pequeña región ubicada en el noroeste de León. Tiene aproximadamente 400 km 2, que es una zona muy particular porque es bastante árida, y no era tan propicia para el desarrollo de la agricultura. Entonces, por la ubicación que tiene, entre Galicia y Asturias (mar y meseta castellana), algunas personas comenzaron a dedicarse a la arriería, y a comercializar todo tipo de mercancía, uniendo el mar con Madrid".

"Desde Galicia, comenzaron comerciando fuertemente pescado. Galicia era desde el mar hacia Madrid, que era la corte, y a la gente de Madrid, desde la edad media, les decían gatos. Entonces, comerciaban desde el mar a los gatos. Podría derivar desde ahí el nombre maragato", finalizó.

 

Comentarios
También le puede interesar