Gran cosecha de trigo en Patagones llamó la atención del diario La Nación

Esta semana, Javier Fornieles escribió un tuit en su cuenta de la red Twitter que decía: "Cosechando trigo en Patagones. Ciclos largos todos arriba de 8000 kilos". Enseguida, el tuit sumó decenas de retuits y elogios.

El diario La Nación se contactó con Fornieles para conocer de qué manera se logró ese rinde con riego en esa región del sur de la provincia de Buenos Aires.
-¿Cuánto hace que produce trigo en esa zona?
-En realidad, hacíamos cebada en esta zona para luego de la cebada poder hacer maíz de segunda. El año pasado empezamos con trigo y tuvimos buenos rindes. A esto, sumado el precio actual del cereal nos animó a apostar fuerte al trigo para esta campaña.
-¿Cómo es su historia como productor?
-Soy ingeniero agrónomo; hace 35 años que me dedico a esto. Pero empezamos a producir en Patagones en 2010, cuando con varios socios compramos este campo. La firma es Agropecuaria El Carbón, una hija directa de Man Agro, con sede en Pergamino y cuyo presidente es Rafael Aliaga.
-¿Con qué materiales se logró ese rinde?
-Con el Sy120 tuvimos un rendimiento de 8800 kilos, con el Baguette 802 el rinde fue de 8500 kilos y con el Algarrobo fue de 8100 kgs. Se sembraron entre el 20 y el 25 de junio, y se ajustó la fertilización a 240 N. En general, los lotes recibieron entre 300 y 400 kgs de urea por hectárea.
-¿En qué superficie se logró ese rinde de más de 8000 kilos?
-Todavía no hemos terminado la cosecha, en total eran casi 400 hectáreas de trigo y, de esas, ciclos largos eran 260 hectáreas con esos rindes.
-Se usó riego. ¿Cómo se aplicó el riego para el cultivo?
-En esta zona, todos los cultivos son con riego. Este año se ha caracterizado por tener buenas lluvias. Entre riego y lluvias los cultivos tuvieron entre 600 y 650 mm de agua. De este total, casi la mitad han sido lluvias. El trigo en los estadios vegetativos precisa poca agua, pero luego desde unos días antes de antesis tenemos que estar seguros de que tengo humedad adecuada siempre.
-¿Qué factores le parece influyeron más en el rinde?
-En primer lugar, contar con una genética, básicamente de origen francés, que tiene potencial. Luego, confirmar que la zona tiene un potencial para la fina superior a lo que puede ser el sudeste de Buenos Aires. Por lo tanto, si al cultivo le damos agua y nutrientes tenemos la posibilidad de tener rindes superiores sin lugar a dudas.
-¿Qué enseñanzas para el manejo dejó este buen rinde en esa región?
-Creo que todavía no hemos alcanzado los rindes posibles. Hay varios factores a corregir. Densidad de plantas, fechas de siembra y nutrición siguen siendo sin lugar a dudas temas a seguir trabajando.
FUENTE: Diario La Nación

 

Comentarios
También le puede interesar