Abrazo a la Escuela Spegazzini: “La escuela perdió el 25 por ciento de la matrícula”, aseguró el director

Docentes, padres y alumnos de la comunidad educativa de la escuela Spegazzini se convocaron este viernes para concretar un abrazo simbólico a las instalaciones de la institución, en reclamo de la finalización de las obras de gas comprometidas desde el año pasado, tras la suspensión del servicio por parte de CAMUZZI. En ese marco, el director del establecimiento, Dario Ricca, dialogó con FM De la Costa y aseguró que además del edificio escolar, donde se dictan las clases, hay unos 15 espacios de talleres que no pueden funcionar sin el suministro. Además, lamentó que, a raíz del inconveniente con el servicio, “la matrícula disminuyó en un 25 por ciento”.

En el medio radial, Ricca explicó que “desde el Ejecutivo habían hablado de realizar la obra de gas en tres etapas, por la cantidad de edificios, iniciando por el comedor y la residencia de alumnos porque la escuela al ser de jornada completa; que tiene desayuno, almuerzo, merienda y cena en el caso de los residentes, debíamos contar con ese sector. Esa parte se demoró al 6 de marzo, que recién se terminó para poder contar este lunes con el servicio alimentario escolar”.

“Los que faltaba, que iba a estar terminado al 31 diciembre de 2018 era el edificio al que hicimos el abrazo simbólico, donde funciona el ciclo básico y oficinas y falta todo el resto de los entornos: desde industria, hasta el tambo, pasando por apicultura, y otros. Son muchísimos entornos, más de 15, donde hace falta colocar la provisión de gas porque los alumnos necesitan hacer las prácticas educativas”, enfatizó el docente.

En ese contexto, precisó además, que los estudiantes realizan prácticas que requieren del suministro de gas, tanto para elaboraciones, como para la higiene de cada taller.

Del mismo modo, remarcó que “gran parte de la producción se consume en el comedor de la escuela, porque lo que da el Servicio Escolar no alcanza, es muy poco”.

Por otra parte, Ricca comentó que desde que se produjo el inconveniente con el suministro de gas, en el mes de agosto del año pasado, “la escuela perdió matricula: desde 2012 había incrementado,  de 130 a 200 alumnos en 2018 y este año ingresamos con 157, con lo cual ha perdido un 25 por ciento de matrícula producto justamente de no contar con el suministro de gas y las interrupciones de clases que se dieron el año pasado, debido a que el invierno se alargó y tuvimos heladas tardías, lo que hizo que las familias decidieran cambiar de escuela a sus hijos porque no tenían la certeza de continuidad de la obra de gas”.

“Ahora se no ha dicho que hay dinero para hacer la obra, tiene dificultades a la hora de conseguir una empresa o un gasista de primera categoría que se haga cargo de la obra, eso nos trasmitió la Inspectora Jefa Distrital”, confirmó.

Además, precisó que “este viernes, en horas de la mañana, vino gente de Infraestructura del Consejo Escolar para contar la cantidad de elementos de los radiadores para hacer el cálculo con las calderas que tiene la escuela y ver si sirve para dar continuidad al sistema”.

“La idea era que la obra de gas se hiciera en simultáneo con los días de clases, que se iban a utilizar los feriados y los fines de semana para adelantar la obra y que le iban a poner mucha energía en diciembre que es cuando ya los chicos vienen a exámenes. Lo que no se alcanzara a terminar en ese mes, se iba a adelantar en enero”, recordó Ricca.

Comentarios
También le puede interesar